Diego de Almagro

Hace 7 años, Diego de Almagro fue protagonista de uno de los desastres y más grandes y dolorosos que recuerde su historia.

El agua y el barro escurrieron sorpresiva y violentamente desde la cordillera, recorriendo las quebradas e irrumpiendo en cada poblado de nuestra comuna, dejando a su paso muertos y destrucción.

Todo había comenzado como una lluvia inusual, casi una anécdota para la gente, pero nadie sospechaba que en la cordillera se estaba activando un aluvión tan terrible, que ni las quebradas tenían registro cercano de algo parecido, y bajó arrastrando cuanto se encontró en su camino, sumando lodo y escombros a su paso, creciendo tal cual como una bola de nieve.

Muchas casas fueron barridas por completo, en otras el lodo ingresó hasta por las ventanas, en las calles el desastre fue total. La gente, las autoridades, las instituciones, todos estaban sorprendidos; los pueblos y ciudades incomunicadas, desabastecidas, la incertidumbre y la desesperación se instaló en la comuna.

Jorge Varela, vecino y afectado nos comenta, que “el día del aluvión de hecho estábamos acá nosotros, habíamos dormido acá, nos acostamos como a las 01:30 de la madrugada, vimos los niveles del agua, no había grandes problemas. Nos despertaron como las 7 de la mañana del día de la bajada del agua, que se estaba rompiendo todo y el agua empezó a entrar por todos lados, nosotros salimos en esa dirección hacia abajo; en la camioneta echamos las cosas de primera necesidad y salimos, estuvimos todo el día aquí en la carretera, haciendo el quite a las cosas que subían y bajaban, y quedó todo lo que pasó con el aluvión; pero nosotros volvimos al otro día y estaba todo destruido”, sostuvo. Con respecto a las medidas de mitigación señala, “la verdad que todos los que estuvimos en la zona tuvimos que tomar medidas propias, levantar muros, levantar los sitios, hacer protección para las puertas; para el aluvión del 2017, no nos hizo gran daño en realidad, porque habíamos puesto tapas por todos lados”, señala.

Otro vecino perjudicado por el desbordamiento del agua y lodo, fue Humberto Barraza, el cual muy emocionado explica, “yo todo lo que recuerdo de ese día del año 2015, es que estaba en mi trabajo y venía llegando de el cuando empezó el tema del aluvión; ese día mis padres estaban durmiendo y yo les digo, viejos saben que está entrando agua a la casa, y mis padres se levantan. El perrito que tengo, el pastor alemán, cuando pasó el aluvión, le cayó agua en el ojo con mucho ácido, entonces mi perro se quedó ciego. Fue una experiencia fea y la zona de la Avenida Matta, fue la zona roja, porque es por dónde venía el tema del aluvión, por donde pasó todo”.

Lo habitantes afectados tuvieron que trepar hacia los techos para ponerse a salvo, a la espera de ser rescatados por vía área y a través de maquinaria, quienes se atrevieron y desafiaron la fuerza del caudal del río Salado

Por su parte, Arnaldo Cortés, vecino, el cual ha pasado por dos aluviones, diferencia entre el ocurrido en 1972 y el de 2015, “yo había estado en el primer aluvión el año 1972, pero ese fue pequeño no pasó hacia las  calle, sino pasó por este lado nomás, esa vez arrasó con Salado, llegó a Chañaral y este año, o sea el año que pasó, este segundo aluvión, ya la cosa se puso más pesada, porque empezó a pasar hacia las calles;  nosotros nos dimos cuenta, eso llegó así en forma repentina, empezó a correr el  agua,  como había corrido antes, pero después llegó una oleada grande que  empezó a pasar a las calles, a abnegar el pueblo y fue más cotota la cosa. El drama que todavía estamos al debe acá en Diego de Almagro, por las autoridades, acá usted mismo ve el puente, este puente desapareció y jamás nunca lo han arreglado. El inconveniente para la gente que viene para dejar sus deudos, deben darse tremenda vuelta, para la misma gente que vive en Los Héroes, o la gente que va al cementerio, personas adultas mayores, tienen que andar digamos en forma con bastones o con ayuda, entonces de que traspasar todo esto de ahí es un drama para ellos; ¿qué tienen que hacer?, estar pagando auto, a veces gente de escasos recursos que tienen que andar gastado en autos, en vehículos, para que puedan llegar al cementerio y hasta ahí nomás llegamos, nunca han hecho el empeño de hacer un arreglo a este puente y ahí estamos sin ninguna solución todavía  de los problemas, ese el grave problemas que tenemos nosotros, o sea el hecho de ser una comuna chica, se olvidan de los problemas que hay acá.

Es por ello que viendo lo ocurrido, los vecinos afectados fueron trasladados al sector sur-oeste de Diego de Almagro, al Barrio Transitorio de Emergencia, cuya estadía sería de forma temporal, pero que, sin embargo, la temporalidad se amplío por 7 años, ya que aún permanecen en el sitio, sin acceso al alcantarillado ni agua potable.

Con respecto a lo ocurrido, el alcalde de la comuna, Mario Araya Rojas, comenta la magnitud del aluvión, así también sobre los avances en las obras de mitigación y el surgimiento de la Villa de Emergencia post aluvión, “son 7 años del 25 de marzo, donde nuestra comuna sufrió una tragedia muy grande, un aluvión nunca visto la historia de nuestra comuna, pero sí como dice usted ¿qué avances? ¿qué avances le puedo mostrar? ningún Avance en el sentido de las medidas de mitigación en el río Salado nula, todavía estamos con la villa de emergencia, supuestamente esa villa de emergencia duraría por 2 años, por algo le llamaron villa de emergencia, y los trabajos hacia la Cuenca el río Salado, nada, se ha hecho un trabajo sí, hay que reconocerlo, un trabajo en el sector de la Antena, hicieron tres piscina y un puente que se hizo la Villa 4 de octubre, que se recuperó ese puente, pero en 7 años yo encuentro que se ha hecho muy poco trabajo, no estaba la preocupación de la autoridad anterior, de gestionar de ir a pelear los recursos para poder solucionar los problemas de la gente acá, de la comuna de Diego de Almagro”, sostuvo.

Sin embargo, con solo 9 meses de trabajo, el alcalde Mario Araya Rojas, ya concretó el inicio de los trabajos de saneamiento sanitario para el barrio de emergencia, el cual permitirá el abastecimiento de dicho elemento vital a más de 200 familias. Igualmente se está trabajando mancomunadamente con SERVIU y al MINVU en otro proyecto, el cual consta de la construcción de viviendas sociales para nuestra comuna, “hace más de un mes nosotros empezamos a hacer un trabajo qué es lo que es el alcantarillado y el agua potable para llevarle al sector de las viviendas de emergencia, eso es algo que teníamos que hacer,  para darle una dignidad a la gente, cómo es posible que todavía tengan un alcantarillado que lleguen a unos pozos, el olor, tipo de la tarde, tiene que estar llenando con  camión aljibe lo que es la distribución del agua, y eso no es digno, estamos en el siglo XXI y las personas de acá de  la comuna no se merecen eso”, señaló la máxima autoridad comunal.

Si bien, la actual administración no lideraba la comuna el año 2015, este aluvión dejó muchas enseñanzas, de las cuales el equipo municipal ha aprendido, por lo que hoy el municipio está más preparado ante una alerta meteorológica, educando e informando a la población con el tiempo necesario antes que un evento de estas características se presente, el alcalde con respecto a lo anterior señaló, “cuando tuvimos una alerta de lluvia grande aquí en la comuna, la diferencia que teníamos con las otras autoridades que nosotros trabajamos conjunto con las empresas, así que estábamos muy bien preparados para el evento que se venía, así que también agradecer a las empresas, a la comunidad, que la experiencia de dos aluviones, nos ha enseñado a como estar bien preparado para enfrentar todos los desafíos de la naturaleza.

Bomberos, es una institución, en la cual tuvo un rol fundamental en esta tragedia, por lo que Mario Gaete, superintendente del cuerpo de bombero de Diego de Almagro, hace un llamado a la comunidad a recordar este hecho, “la mejor reflexión es no olvidar, creo que tenemos que seguir siempre recordando esta fecha, a Álvaro, ya que nos dejó una muy buena enseñanza a su corta edad, no hay que olvidar a las personas que trabajaron, porque trabajó mucha gente”.